Los 10 edificios más importantes de Londres

¿Vas a ir de vacaciones a Londres o tienes previsto trasladar tu residencia a esta ciudad por unos meses? A continuación vamos a presentarte algunos lugares que no te puedes perder en la famosa capital Londinense puesto que se trata concretamente de los diez edificios más importantes de esta ciudad. Revisa nuestra lista y no te olvides de conocerlos todos personalmente puesto que te aseguramos que la visita valdrá la pena.

El Big Ben

El primero de los edificios cuya visita te recomendamos encarecidamente es el Big Ben, que actualmente se ha convertido en el símbolo por excelencia de la ciudad de Londres. Este edificio es concretamente el reloj de las Casas del Parlamento, pero se ha convertido por sí mismo en un icono mucho más conocido que el lugar que lo alberga. El Big Ben fue construido en el Siglo XIX con el Palacio de Westminster y es sin duda un edificio muy peculiar, que cuenta con 106 metros de altura y un estilo gótico coronado por cuatro relojes de gran tamaño, uno para cada una de sus caras.

Big Ben

La Torre de Londres

Y si te encuentras en Londres, resulta bastante lógico concluir que no te puedes perder una visita a la famosa Torre de Londres. Este lugar fue construido con el reinado de Guillermo I y es un edificio enorme que ha ejercido de residencia de reyes, de fortaleza, de arsenal e incluso de prisión. En la Torre de Londres vas a poder visitar las Joyas de la Corona, la Torre Blanca, los curiosos Cuervos, el Palacio Medieval y la Capilla Real.

El City Hall de Londres

El Ayuntamiento de Londres está ubicado en la orilla sur del río Támesis, junto al Tower Bridge y es un edificio bastante curioso por su forma que se suele utilizar como cámara de la Asamblea y también como oficinas para las autoridades. Este edificio fue inaugurado en 2002 y tiene forma ovalada y futurista. Tiene concretamente 45 metros de alto en 10 plantas y el arquitecto encargado de realizarlo fue Norman Foster, que también diseñó el Parlamento de Berlín.

The Shard

Este impresionante rascacielos de 310 metros de alto es el más elevado de toda la Unión Europea y fue inaugurado en julio de 2012. Su silueta ha hecho cambiar y adquirir más grandeza si cabe al skyline de Londres y primero fue denominado London Bridge Tower por su ubicación. Este rascacielos tiene 87 plantas dónde alberga oficinas, restaurantes, un hotel, apartamentos, un mirador y una increíble aguja. El mirador de este rascacielos es conocido como “The Shard” y es, además del London Eye, uno de los mejores sitios para ver la ciudad de Londres desde lo alto.

The Shard

El Tower Bridge o Puente de la Torre

Este puente es otro de los edificios clásicos que no deberías perderte en Londres. Se trata de un puente elevadizo que está ubicado al lado de la famosa Torre de Londres. Además de visitar el puente en este lugar puedes conocer una exposición en la que se te explicará cómo funcionaba antiguamente mediante una máquina de vapor y se destacará la importancia que ha tenido este puente a lo largo de la historia.

El Shakespeare’s Globe Theatre

Si  te gusta el teatro no te puedes perder este edificio inspirado en el teatro que fue construido en el Siglo XVI y en el que Shakespeare interpretó todas sus obras más famosas. Este teatro se encuentra ubicado a tan sólo doscientos metros del Shakespeare’s Theatre original y fue construido tomando como fuentes de información un gran número de influencias diferentes para conseguir crear un edificio calcado al de la época del poeta y escritor.

El Palacio de Westminster

El Big Ben forma parte de este palacio pero actualmente es mucho más conocido. Aún así, sin duda este Palacio, también denominado las Casas del Parlamento merece una parada obligatoria si estás visitando Londres. Se trata de un edificio que, como el Big Ben, tiene un estilo victoriano y destaca porque en él se ubican las dos Cámaras que conforman el Parlamento Británico.

El Palacio de Buckingham

Otra visita clásica y básica en Londres es la del Palacio de Buckingham. Este palacio constituye la residencia oficial en la que vive la realeza británica desde el Siglo XIX. En la actualidad quién reside en este lugar es la reina Isabel II, a la que podrás quizá ver por las ventanas. Un truco interesante es fijarte en el tipo de banderas para saber si se encuentra en el Palacio. Además, el evento que no quiere perderse nadie que acuda a visitar este palacio es el Cambio de Guardia que se produce en días alternos delante del Palacio de Buckingham, siempre a las once de la mañana.

Buckingham

La Abadía de Westminster

Visitar Londres y no acercarte a conocer la abadía debería estar penado. Se trata del edificio más antiguo y del templo más famoso de toda la ciudad de Londres. En esta abadía se han hecho muchas coronaciones reales y están también enterrados diferentes reyes y figuras históricas de renombre. La abadía contaba con un marcado estilo románico y fue después reconstruida siguiendo una línea gótica para más tarde añadírsele dos torres en su entrada principal.

El Apsley House

Este edificio es una mansión que fue construida en el Siglo XVIII y perteneció al duque de Wellington. Esta mansión está ubicada en la esquina sureste de Hyde Park y su artífice fue Robert Adam, quién la hizo para el barón de Apsley. Más tarde fue reformada para el duque de Wellington, que derrotó a Napoleón y actualmente conserva en perfecto estado la decoración de aquella época.

También te interesará: