Qué ver en Londres en 4 días

La ciudad de Londres da sin duda para una semana de viaje, pero si dispones de cuatro días ya puedes hacerte una idea y visitar sus lugares principales, empapándote de su magia y consiguiendo disfrutar al máximo de la experiencia. Conoce los mejores monumentos de la capital londinense o visita las zonas más famosas de la ciudad aprovechando al máximo todo el tiempo del que dispongas con los sencillos y prácticos consejos que vamos a darte.

Un primer día emocionante

Desayuna fuerte porque te esperan unos días intensos. La primera parada te llevará hasta South Kensington. En esta zona vas a poder disfrutar conociendo uno de los barrios más distinguidos de toda la ciudad y visitando muchos de sus museos gratuitos, realmente interesantes como el historia natural o el de la ciencia. Ambos les encantarán a los niños. Después podrás dirigirte a Harrods, unos de los almacenes más famosos del mundo y descansar en el conocido Hyde Park. Para hacer todo esto deberás de haber madrugado porque a las once y media vas a tener que estar delante del conocido Palacio de Buckingham si es que quieres poder asistir a la famosa ceremonia de cambio de guardia. Aprovecha después para visitar este lugar y sus alrededores y después dirígete a la zona de Westminster, dónde podrás comer algo y prepararte para tu siguiente visita.

Palacio de Buckingham

La Abadía y el Palacio de Westminster, además del parque de San Jaime como complemento son una gran opción para ocupar tu tarde disfrutando de dos de los mayores y más atractivos monumentos de toda la ciudad de Londres. Para acabar de completar un día totalmente redondo puedes dirigirte a conocer el Big Ben y disfrutar cenando por la zona con unas inigualables vistas de la ciudad y del famoso río Támesis.

Un segundo día con muchos atractivos

Te recomendamos empezar el día de una forma diferente. Aunque normalmente se trata de una visita que se reserva para el anochecer, conocer la ciudad y verla activarse desde el famoso London Eye será sin duda un plan que no te dejará indiferente. Disfruta de las mejores vistas a primera hora de la mañana y carga energías para continuar con la jornada. Al salir de aquí podéis dirigiros directamente a la Torre de Londres, otra de las paradas recomendadas y obligatorias en una visita a la ciudad y aprovechar para visitar también el Tower Bridge.

Después sin duda lo mejor va a ser dirigirte a Camden, dónde podrás disfrutar de un buen almuerzo en cualquier restaurante de la zona o en los especiales puestos de sus mercadillos para después continuar con tu ruta visitando el Museo Británico y las famosas calles de moda Oxford y Regent Street. Después de una buena tarde de compras por el Soho londinense, lo mejor será dirigirse a la zona de Chinatown, dónde vas a poder cenar un fantástico menú chino realmente auténtico.

Chinatown

El tercer día en Londres

El tercer día en Londres puedes arrancar desde dónde lo dejaste y dirigirte a Covent Garden para desayunar mientras disfrutas de algún espectáculo callejero de los muchos que se ofrecen por esa zona. Después sin duda será muy interesante acudir al teatro, visitar algunas tiendas y por supuesto conocer la famosa Trafalgar Square, con su ambiente cosmopolita. Visita obligada en este lugar, sobre todo si te gusta el arte es la National Gallery, uno de los museos más importantes del mundo que cuenta además con entrada gratuita.

Al salir podrás tomar algo por la zona y te recomendamos, ya que dispones de algo más de tiempo, el pasar la tarde por el lugar empapándote del ambiente y aprovechar para realizar tus compras. Por la noche, será realmente interesante cenar en algún restaurante de los muchos que vas a poder encontrar en la zona del West End y finalmente acudir a un musical en la zona de Shaftsbury pues sin duda se trata de una experiencia que no te dejará indiferente.

La City de Londres para el cuarto día

Y el cuarto día puedes empezarlo en la famosa City de Londres. Recorre sus calles más céntricas y conoce el famoso mercadillo Leadenhall Marked, dónde podrás encontrar cualquier tipo de objeto y aprovechar para tomar un rico almuerzo y recobrar fuerzas de cara a la visita a la famosa Catedral de San Pablo. Disfruta del espectacular contraste entre la agitada vida moderna actual y los monumentos antiguos, conociendo, por ejemplo, el edificio denominado “el pepinillo” que encontrarás de camino a la famosa Torre de Londres y que sin duda no te dejará indiferente.

Greenwich

Visita después la famosa Torre de Londres y sus alrededores y conoce la zona más “financiera” de La City, a la que cada día acuden a trabajar miles y miles de personas, aunque se trata de una zona muy poco residencial. Por último, no deberías dejar de conocer el famoso barrio de Greenwich, con un ambiente  totalmente cautivador y marinero, hasta dónde podrás dirigirte buscando la Cuty Sark Station y dónde podrás hacerte la clásica foto con el meridiano cero y visitar la Queen’s House o el Museo Nacional Marítimo, ambos gratuitos.

También te interesará: