Qué ver en Londres en 5 días

Si dispones de cinco días en Londres tienes tiempo para poder conocer la ciudad a fondo, aunque seguramente quieras volver porque siempre te van a faltar zonas por visitar, lugares en los que profundizar o vas a encontrar sitios con encanto que te cautivarán y a los que necesitarás regresar más veces a lo largo de tu vida. A continuación te presentamos una guía para que puedas conocer a fondo la capital londinense, ciudad cosmopolita por excelencia.

Empezando tu visita a Londres

El primer día en la ciudad merece un buen desayuno al más puro estilo inglés que te va a permitir cargar las pilas al máximo para poder disfrutar como toca de una divertida y entretenida jornada de visitas turísticas. Si tu hotel esta cerca de esta zona podrás acercarte dando un paseo, pero sino tocará tomar el metro hacia la conocida zona de Westminster. Al salir del metro vas a ver de cara la atracción principal con la que vas a comenzar tu ruta por Londres: el imponente Big Ben. Visita la conocida torre y toma unas cuantas fotos para después poder dirigirte hacia el río Támesis, vislumbrar el famoso London Eye y a continuación dirigirte a tu siguiente parada.

La segunda visita del día será la de la zona de Westminster. La Abadía y el Palacio bien merecen que les dediques toda la tarde y también podrás merendar algo por la zona, guardando para recuperar después de la cena. Podrás completar la visita a Westminster acudiendo al conocido parque de San Jaime, dónde podrás disfrutar de tu merienda y cenar después de vuelta al hotel o en la zona que prefieras, pues sin duda la ciudad de Londres se encuentra plagada de lugares en los que poder tomar algo, aunque recuerda que los restaurantes cierran la cocina más pronto que en España, pero si tienes una urgencia siempre puedes visitar los supermercados 24 horas.

Abadía

Un segundo día algo más relajado

El segundo día, para ir alternando y bajar un poco la intensidad de las visitas turísticas te recomendamos un itinerario algo diferente, para poder después continuar otros días con las zonas más conocidas y turísticas de Londres. Así, este segundo día puedes dedicarlo a visitar el conocido barrio mundialmente famoso por la película homónima Notting Hill. En este lugar vas a poder relajarte mientras haces algunas compras y disfrutas en sus terrazas. Además, si se trata de un sábado sin duda disfrutarás a lo grande asistiendo al mercado de Portobello road. Cerca de este lugar, puedes continuar tu visita con el parque de Holland Park, un lugar realmente encantador y especial y completar tu mañana con unas buenas compras en los famosos almacenes Harrods, un lugar perfecto dónde podrás aprovechar para comer.

Por la tarde vas a poder visitar el barrio de Camden y continuar conociendo sus mercadillos para visitar más tarde las famosas calles Oxford Street y Regent Street. Por último, el museo británico, con entrada gratuita, sin duda merece tu visita. Para cenar no debes dudar, completa tu noche conociendo el soho y dirígete al barrio Chino de Londres, dónde, a no ser que no te guste este tipo de comida, disfrutarás de lo lindo puesto que cuentan con unos restaurantes de gran calidad dónde podrás aprovechar para realizar la cena de tu segundo día y regresar satisfecho a descansar.

Tercer día de viaje

El tercer día de nuevo regresan las visitas turísticas fuertes, así que prepárate y vuelve a alimentarte con un buen desayuno inglés porque puede que no tomes nada hasta el medio día, ya que no te dará tiempo. Después de desayunar dirígete a South Kensington, lugar en el que además de visitar sus barrios y sus museos gratis, dónde te recomendamos totalmente el de la historia natural y sobre todo el de la ciencia si vas con niños, puesto que se puede tocar todo, vas a poder descansar en el famoso Hyde Park y disfrutar de sus bonitas vistas.

Hyde Park

Después de aquí, y antes de las once y media si quieres coger un buen sitio, dirígete al famoso Palacio de Buckingham, después de haberte informado bien de que se trata de uno de los días en los que se realiza esta tradición, y disfruta asistiendo a la ceremonia de cambio de guardia. Después te recomendamos que te relajes visitando la zona y aproveches para conocer a fondo el Palacio y la zona. Por la tarde, la opción más interesante será dirigirte a la zona del London Eye para disfrutar de un paseo con las vistas más espectaculares de todo Londres en su noria y cenar por la zona admirando el maravilloso Támesis.

La City de Londres para el cuarto día

El cuarto día va a ser interesante visitar la City de Londres. Desde la zona más antigua y céntrica dónde disfrutarás del famoso mercadillo Leadenhall hasta la zona más puramente financiera de toda la ciudad pasando por la Catedral de San Pablo y por supuesto por la famosa Torre de Londres.

El Barrio de Greendwich, dónde vas a poder hacerte una foto en la Queen’s House o en el Meridiano Cero, será la opción ideal para completar tu día. Después podrás elegir la zona que más te haya gustado hasta el momento y salir a cenar, disfrutando de tu última noche en la ciudad. Te recomendamos sobre todo las zonas de East London, Camden o South Kensington.

El último día en la ciudad

Probablemente tengas que coger el vuelo por la tarde así que puedes aprovechar tu día para visitar algunos lugares interesantes en los que todavía no hayas estado. Después de tu desayuno londinense deberías aprovechar para pasar por la zona del Tower Bridge, otro de los lugares más famosos de toda la ciudad.

Tower

Covent Garden también será un lugar interesante que te falta por visitar, dónde no deberás perderte Trafalgar Square y deberías también dedicar algún rato a conocer la National Gallery, puesto que se trata de uno de los museos más famosos del mundo dónde, si te gusta el arte, disfrutarás a lo grande y encima es gratuito. Si tu vuelo sale más tarde o dispones de una noche más, lo mejor será que aproveches para conocer el West End y si lo buscas con tiempo incluso puedes programarte para acudir a un musical en la famosa zona de Shaftsbury.

También te interesará: