7 consejos para una entrevista de trabajo en Inglaterra

¿Te has cansado de España y quieres buscarte la vida fuera de nuestras fronteras? No eres el único. Cada vez son más las personas que tienen que tomar esa decisión para poder garantizarse un futuro mejor.

Si quieres tener probabilidad de optar al puesto de trabajo que te interesa en Inglaterra, te recomiendo tener en cuenta los consejos que te mostramos a continuación. Esos consejos te serán de gran ayuda a la hora de tener más opciones de superar la entrevista y en consecuencia quedarte con el trabajo.

Practica mucho el inglés

Como nos indican desde Kenjo, expertos en software para recursos humanos, para superar la entrevista de trabajo es fundamental mostrar un buen dominio del inglés. La gran mayoría de empresas si ven que el candidato no se desenvuelve bien con el idioma, suelen rechazarlo.

Para evitar que te tiren por ese motivo y así tener más opciones de adquirir el puesto de trabajo, es fundamental practicar. Recuerda, es fundamental hablar bien el idioma y saber responder a tiempo. Cuantas menos dudas se muestren en la entrevista de trabajo, mejor.

Investiga sobre la empresa

Cuanta más información conozcas sobre la empresa, más fácil te será entrar en la misma. En la entrevista muestra la información que conoces. Eso demostrará que te has preocupado y será un punto a tu favor. Eso sí, siempre la tendrás que dar si te dan la oportunidad.

En ocasiones en la entrevista se suele preguntar ¿Qué conoces sobre la empresa?, ¿Por qué quieres trabajar en Inglaterra?, ¿Tienes pensado regresar a España? ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?… son las preguntas comunes. Domínalas y así te será un poco más fácil pasar la entrevista de trabajo.

Acude a la cita con tiempo

En este país la puntualidad es muy importante, mucho más que en España. Si no quieres dar una mala imagen, acude a la cita con antelación. Así podrás hacer la entrevista en cuanto te llamen y lo más importante, tendrás tiempo para relajarte.

También es importante que te informes sobre el entrevistador. De esta manera le podrás llamar por su nombre y crear una sensación más cercana. Siempre tienes que hacerlo desde el respeto para evitar dar una imagen que no quieres mostrar. Como dominas el idioma, eso te será más fácil.

Muestra cuáles son tus planes de futuro

Se ha demostrado que cuando un entrevistador entrevista a un español, siempre le pregunta cuáles son sus planes de futuro. La gran mayoría de empresas quieren optar por trabajadores que creen plantilla a medio y largo plazo. No quieren a trabajadores que quieran entrar en la empresa y a los pocos meses volver a España.

No mientas y se claro desde el primer momento. Por supuesto, a la hora de mostrar los planes de futuro hay que aprovechar para mostrar los puntos fuertes y que todo vaya puntuando a nuestro favor.

Piensa en tus debilidades

Otra de las preguntas que se suelen hacer en las entrevistas de trabajo en Inglaterra va dirigida a las debilidades de cada candidato. Para evitar dudar, piensa en que debilidades tienes y cuál sería la que podrías mencionar en la entrevista.

A la hora de mostrar las debilidades, intenta taparlas un poco con cosas que sueles hacer para que no afecten directamente con el trabajo que vas a desarrollar. Personalmente te recomiendo hacer un listado con diferentes debilidades. En el caso de que te pidan más de una debilidad, estarás preparado.

Vístete adecuadamente

Una vez más te voy a repetir una frase que segur que has escuchado en más de una ocasión. “La primera impresión es la que cuenta”. Es una frase que hay que tener en cuenta a la hora de acudir a la entrevista. Para evitar problemas, siempre tienes que ir vestido adecuadamente para poder dar una buena impresión.

No todas las entrevistas de trabajo exigen la misma vestimenta. No es lo mismo presentarse para un puesto en un restaurante que hacerlo para un puesto de alto cargo. Te puedo asegurar que vestirte adecuadamente no será un problema y ganarás muchos puntos. Y recuerda además de vestir bien, es fundamental que vayas bien asesado y peinado. Así conseguirás que el entrevistador esté a gusto a tu lado y en consecuencia sea más fácil que el puesto de trabajo sea para ti.

Positividad, ante todo

Siempre que acudas a una entrevista de trabajo tendrás que acudir con positividad y con una sonrisa en la cara. Nadie quiere contratar a una persona que no es positiva porque no será beneficiosa para la empresa. Es algo que debes tener muy en cuenta, incluso cuando vas muy nervioso. Es más, en la medida de lo posible evita los nervios porque en ocasiones pueden ser muy traicioneros.

Además, la sonrisa tiene que estar presente durante toda la entrevista. Una persona feliz, es una persona agradable. Y cuando acabes la entrevista, no olvides dar las gracias al entrevistador por la oportunidad que te ha dado. Es un detalle que suele gustar mucho y te dará un punto de última hora que puede ser definitivo.

Finalmente, cuando hayas acabado la entrevista, no te quedará otra que esperar con calma a la espera de la ansiada llamada para ver si finalmente te han dado el puesto o no. Si tienes suerte, acude al trabajo con profesionalidad para seguir dando una buena imagen y no hacer que la empresa se arrepienta de haberte contratado. De esta manera ambas partes saldréis ganando.