8 consejos para viajar a Londres con niños

Londres es una ciudad que podrás disfrutar de sus calles y monumentos incluso si vas con niños. Si esta es tu idea y quieres que el viaje sea una experiencia muy grata para recordar, te vamos a dar una serie de consejos para viajar a Londres con niños y que podáis disfrutar al máximo de esta aventura que encantará a toda la familia.

Elegir buena fecha para viajar a Londres

Al igual que ocurre con muchos otros países europeos, existen fechas clave en las que se puede viajar a esta ciudad y que no te encontrarás todo abarrotado, pudiendo disfrutar mucho más de los paseos e incluso de los lugares a visitar. Para nosotros el mes que elegimos para hacer este viaje es en octubre. La razón principal es que en las épocas navideñas suele haber gran aglomeración de turistas que desean ver Londres iluminada con las luces de Navidad y con todo el ambiente que se respira en esta época. Verano es otro de los momentos en los que los turistas deciden viajar a esta ciudad, llenándose sus calles y siendo muy difícil de caminar con un niño del brazo.

Realizar un listado de tareas

Uno de los pasos más importantes que debes de realizar con tu hijo es el de crear una lista con cosas que tienen que llevarse en la maleta. Esto es algo muy recomendable, puesto que haces que los más pequeños participen también en los preparativos. Nosotros te aconsejamos leer este análisis de las mejores maletas infantiles de Equipaje10, ya que también deberán de llevar su propia maleta, algo que les encantará y hará que se sientan más mayores y participativos al poder colocar su equipaje en su maleta.

Alojamientos céntricos

Es importante que los alojamientos estén dentro del perímetro central de la ciudad, como por ejemplo el barrio de Westminster, ya que suelen ser más seguros y también, a la hora de viajar con niños a Londres evitarás que tengan que andar demasiado para llegar al centro o a los sitios de mayor interés. Quizás la problemática de esto es que te costará algo más caro que si buscas en barrios más alejados. En el caso de que quieras alojarte en zonas más apartadas para que salgan más baratos tus alojamientos en Londres, tendrás que pensar en aquellos sitios en los que tengan una parada de autobús cerca.

Tipos de alojamientos

Cuando hablamos de los tipos de alojamientos, queremos decir si deseas hospedarte en un hotel o en un apartamento. Para nosotros lo ideal será que puedas buscar aquellos hoteles, en el caso de que busques esta opción que sean aptos para niños, ya que en algunos lugares no dan mucha importancia a la familia, siendo hoteles más bien para solteros o parejas que buscan tranquilidad y no el bullicio habitual de los más pequeños.

Restaurantes con menús infantiles

Existen restaurantes ideales para viajar a Londres con niños, puesto que cuentan con menús infantiles y que, además, también permiten actividades con ellos. Ideal si quieres comer con tranquilidad mientras que ellos juegan en un parque de bolas o incluso que tienen incorporada una guardería en la que los niños disfrutarán y estarán vigilados en todo momento.

Jugueterías famosas

Si quieres sorprender a tus hijos, lo mejor es que puedas llevarlos a Hamleys, la cual es una de las jugueterías más grandes y famosas de todo Londres, vas a tener una gran selección de juguetes de todo tipo, clasificados por edades o por categoría, algo que estamos seguros que te encantará, pero sobre todo a los más pequeños, que harán su carta de los reyes magos con mucha más antelación.

Visita al London Eye

Uno de los consejos que te damos para que puedas sorprender a los niños es que los lleves al London Eye, la famosa noria con la que podrás ver prácticamente todo Londres en lo más alto. Se trata de una visita bastante económica y que los dejará con la boca abierta.

Nociones de seguridad para niños

Finalmente, tienes que darle algunas nociones de seguridad con el fin de que no se pierdan. Deberás de recordarles que están en un país extranjero y que, por lo tanto, si se pierden, será más difícil encontrarlos, por lo que tienen que ir en todo momento de la mano y no perderos nunca de vista, haciendo caso a todo lo que se les dice, y en el supuesto caso de que se pierdan, que se dirijan a un agente de la ley.