Reino Unido, el origen de las casas de apuestas

En el Reino Unido las casas de apuestas llevan mucho tiempo entre la población. Aunque pueda parecer mentira, en España las casas de apuestas llevan muy poco tiempo, aunque es verdad que se han hecho tan populares que están presentes en cada sitio.

Legalización de las casas de apuestas en Reino Unido

A pesar de que las apuestas se hicieron populares como medio de ocio cuando comenzaron a hacerse las ciudades, la verdad es que las casas de apuestas no se legalizaron en el Reino Unido hasta el siglo XIX. Todas las apuestas que se hacían anteriormente eran ilegales y no estaban controladas por ningún organismo que asegurase de que todo era legal y no había manipulación de los resultados.

Las carreras de caballos se hicieron realmente populares en este país en el siglo XIX. Pero a pesar de ser el ocio más demandado, es verdad que las apuestas a diferentes juegos y eventos deportivos cada vez era mayor.

Fue tal la popularización de este tipo de juegos que el gobierno no tuvo más opción que legalizar las casas de apuestas en el Reino Unido para que todo fuese legal. Concretamente se legalizaron a través de la ley de juego que se publicó en el año 1845. En ese momento se daba permiso a las empresas a abrir locales para que los jugadores pudiesen realizar sus pronósticos y sus apuestas y así todo tenerlo legalizado y regularizado para evitar problemas. Por supuesto, el estado no solo regularizó el juego para beneficios de los jugadores, sino que lo hizo para recaudar impuestos a través de dichas apuestas. Es decir, más bien legalizó el juego pensando en las arcas del estado. Esto quiere decir que en el año 1845 comenzó la primera de muchas casas de apuestas.

Por supuesto, las apuestas comenzaron a evolucionar para ofrecer un amplio mercado de opciones a los jugadores que tenían interés de apostar y así ganar dinero fácil. Además de las carreras de caballos, las carreras de galgos se popularizaron mucho. Todo esto hizo que en poco tiempo las casas de apuestas fueran vistas como algo normal por la sociedad del país y se consideró una actividad de ocio más. No solo movía mucho dinero, sino que también consiguió crear muchos puestos de trabajo.

Los ingleses colonizaron muchas partes del mundo. Con esa colonización también hicieron populares las apuestas, las cuales poco a poco fueron ganando importancia a nivel mundial. Por ejemplo, en Estados Unidos las apuestas se hicieron populares gracias a los colonos ingleses. Todo esto hizo que los ingleses fueran los grandes dominadores de las apuestas hasta el siglo XX, momento en el cual perdieron algo de fuerza frente a otros países por la llegada del fútbol a las apuestas. Este tipo de apuestas se hizo realmente popular.

Durante el siglo XX las casas de apuestas se hicieron muy populares en buena parte de Europa, aunque en España tardaron mucho en llegar. Se popularizó mucho más juegos como la Quiniela de fútbol.

La evolución de las apuestas ha sido creciente y los estados han sido conscientes de todo el dinero que mueven. Por este motivo cada vez son más los países que regularizan el juego. No solo evitan que se creé un mercado negro, sino que también las arcas del estado se ven beneficiadas con los impuestos que genera el mercado de las apuestas.

Las apuestas online

Las apuestas online se popularizaron gracias al desarrollo de internet. Las casas de apuestas se tuvieron que adaptar a los nuevos tiempos para no perder mercado. Por ejemplo, Betcris es una de las más conocidas a la hora de realizar apuestas de fútbol o de otros deportes.

Las casas de apuestas físicas siguen presentes en el siglo XXI, pero es verdad que cada vez son más los jugadores que apuestan por realizar sus apuestas online. No solo es mucho más cómodo, sino que permiten disfrutar de apuestas que en el mercado tradicional no se pueden realizar a no ser que se esté durante todo el tiempo en el local de apuestas.

Ahora se puede decir que apostar online es tendencia y casi todo el mundo apuesta a través de este medio. No solo hay muchas opciones entre las que elegir, sino que también podemos garantizar que es muy fácil de realizar las apuestas. Es verdad que las apuestas online se popularizaron a través del ordenador, pero la verdad es que el móvil lo ha cambiado todo. Actualmente el móvil a través de sus apps es uno de los medios más usados a la hora de apostar. Hay que tener en cuenta que el móvil lo llevamos siempre con nosotros. Con una simple conexión a internet podemos hacer una apuesta en tiempo real, lo cual facilita mucho las cosas. Por supuesto, las ganancias las podemos mandar a nuestra cuenta bancaria con un par de clics, de aquí que se esté haciendo todo tan popular.

Esto significa que se ha pasado de los espacios físicos al espacio online. Eso sí, a pesar de que el negocio online está creciendo con fuerza, todavía hay muchas personas que apuestan por el medio tradicional.

Por supuesto, la gente que apuesta a través del móvil lo hace a través de aplicaciones destinadas especialmente para ese fin, es decir, no se suele usar el navegador para realizar las apuestas. Las apps son mucho más fáciles de usar y son muy intuitivas.